SERVICIO OFICIAL LG, MITSUBISHI Y FUJITSU

93 592 36 22 Contacto

Sistemas de calefacción con energías renovables

Con los problemas de contaminación que tenemos y los precios de los combustibles fósiles por las nubes, muchas personas se están interesando por la calefacción de energías renovables, ya que suponen un ahorro considerable en la factura energética de nuestra vivienda.

La calefacción de energía renovable puede ser de varios tipos, de manera que podemos elegir una u otra en función de dónde vivamos (del espacio que tengamos) y del clima de nuestra zona.

Calefacción con energías renovables. Tipos:

Existen varias fuentes de energía alternativas para calentarnos en invierno, pero las más usadas son el aire y la biomasa.

Aerotermia o energía del aire

El aire contiene energía calorífica aunque esté muy frío que un sistema de aerotermia puede aprovechar para calentar nuestra vivienda con un gasto de energía eléctrica ridículo, pues el ahorro es de alrededor del 75 %.

Aunque se necesite electricidad en el proceso, la cantidad es tan baja que hace años que la Unión Europea calificó a la aerotermia como energía renovable.

Ese sistema es muy similar al de las bombas de calor de las máquinas de aire acondicionado, ya que usa un gas refrigerante que es el que absorbe la energía calorífica del exterior a la vez que expulsa el frío del interior.

Sobre todo, se pone en viviendas de nueva construcción, ya que como mejor funciona es con suelo radiante, aunque si disponemos de un poco de espacio para las unidades se pueden colocar en una vivienda ya construida y sin necesidad de obras, siempre que cambiemos los radiadores por unos que funcionan con el agua a menor temperatura.

Otra de sus ventajas es que no solo proporciona calefacción, sino que también da aire acondicionado y agua caliente sanitaria, por lo que si hacemos las cuentas la inversión no es tan alta pues tenemos tres sistemas en uno.

Si le interesa la aerotermia, puede leer más aquí.

Biomasa

No es complicado entender cómo funciona la energía renovable si pensamos en lo que hoy se denomina biomasa, la fuente de energía que ha usado el ser humano mucho tiempo antes de saber que tenía ese nombre.

Nos referimos a la clásica fogata, que poco a poco ha ido evolucionando y ahora podemos tener una caldera con radiadores y agua caliente, igual que las que funcionan con diésel o gas.

Actualmente, el combustible que más se usa es el llamado “pellet”, que no es más que madera prensada en forma de gránulos, lo que hace muy cómodo su manejo y facilita el llenado de las tolvas de las calderas.

También podemos encontrar calderas y estufas para otros tipos de biomasa, como la cáscara de almendra, el hueso de aceituna o incluso la leña en forma de troncos.

Además, algunas calderas pueden funcionar con varios tipos de combustible, por lo que las opciones se amplían mucho.

Si desea leer sobre la biomasa, puede hacerlo aquí.

Los sistemas de calefacción con energías renovables se van a ir imponiendo y la aerotermia es la que más ventajas tiene. Hay que instalarla de una manera correcta, algo que podemos hacer en mh SANIMAP, en donde entre otras cosas somos especialistas en este tipo de calefacción que usa la energía del aire para calentar.

Si desea comenzar con el proceso, puede ponerse en contacto con nosotros aquí.

Compartir:

Suscríbase a nuestro newsletter





Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales. Estoy de acuerdo con la política de privacidad


Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.