SERVICIO OFICIAL LG, MITSUBISHI Y FUJITSU

93 592 36 22 Contacto

¿Cómo conocer el nivel de consumo en su aire acondicionado?

Las elevadas temperaturas del verano conllevan también una notable subida del consumo de aire acondicionado.

En esta época resulta indispensable controlar el gasto energético para evitar que la factura se dispare a niveles exagerados. Esto conlleva mantener a raya el consumo de aire acondicionado, lo cual no significa renunciar a la comodidad.

Hay que tener en cuenta que el correcto mantenimiento del equipo aumenta su eficiencia y reduce su consumo. No obstante, abusar de los sistemas de climatización puede terminar convirtiéndose en un golpe en el bolsillo. Por esta razón es importante controlar el nivel de consumo de aire acondicionado.

Contents

Controlar la potencia y la temperatura

Controlar la potencia y la temperatura son dos de las claves para regular el gasto del aire acondicionado. Para lograrlo, lo primero es seleccionar un aire acondicionado adecuado que sea capaz de refrescar el ambiente.

Un aparato de potencia menor a la recomendada para la estancia deberá trabajar a máxima potencia. Esto significa que su consumo se disparará y, al trabajar más forzado, aumentarán las posibilidades de avería. El resultado será un aparato que contará con una vida útil corta y llena de incidencias.

Por el contrario, un aparato de excesiva potencia desperdiciará gran parte de la energía, pues será consumida sin necesidad. Al no trabajar en condiciones normales, el equipo será más propenso a presentar averías. En último lugar será más complicado satisfacer las necesidades de confort, ya que podría enfriar más de lo deseado.

Con un dispositivo que cuente con la potencia apropiada el consumo será eficiente y mantendrá de manera estable la temperatura. De esta forma evitará esos ciclos de encendido y apagado que tanta energía consumen.

Factores determinantes

Existe una serie de factores determinantes que permitirán conocer el correcto nivel de consumo de aire acondicionado. Están relacionados no sólo con el grado de energía que consume cada aparato, sino con el lugar donde se instala, sus hábitos de uso e incluso el clima.

Eficiencia energética estacional

El SEER del aire acondicionado es un coeficiente que calcula la eficiencia energética estacional en refrigeración. Corresponde al número de kW de frío que el aparato puede generar por cada kW de electricidad que consume.

Mientras más elevado es el SEER, mayor eficiencia energética y rendimiento tendrá el equipo de aire acondicionado.

La colocación del aparato

Cuando el espacio a climatizar es pequeño y está correctamente aislado, resulta más rápido y sencillo alcanzar la temperatura adecuada.

Estudiar la colocación del equipo antes de instalarlo es realmente importante para su posterior consumo. La forma en la que se orienta o evitar colocarlo frente a elementos que obstruyan la circulación del aire son acciones que influirán en su funcionamiento en el futuro.

Hábitos de uso

Es una norma básica. Utilizar el aire acondicionado las 24 horas del día a muy bajas temperaturas disparará la factura de la luz.

El uso responsable es la mejor manera de mantener unos correctos niveles de consumo. Por eso, lo recomendable es que en invierno mantenga la temperatura entre 21 y 22ºC, mientras que en verano lo mejor es que la conserve cerca de los 26ºC.

Mantener las puertas y ventanas cerradas también ayudará a aislar la zona a climatizar para no desperdiciar energía.

Clima predominante

Sin duda un aire acondicionado instalado en una región calurosa necesitará trabajar más para climatizar una estancia. Por esta razón en estos casos es especialmente importante optar por aparatos de alta eficiencia energética que permitan moderar el gasto energético.

El precio del kWh

A lo largo del día, el precio del kWh presenta fluctuaciones. De modo que, para reducir costes, es preferible utilizar el aparato en momentos en que los precios se encuentran más bajos.

Aunque esto no resulta siempre posible existen diferentes modalidades de consumo para la factura. Elegir la más adecuada puede llegar a ahorrar una importante cantidad de dinero en cada factura.

Con todas estas pautas resultará mucho más sencillo controlar el nivel de consumo de aire acondicionado. Así será posible evitar sobrecostes en la factura de la luz y actuar de manera más sostenible.

Compartir:

Suscríbase a nuestro newsletter





Autorizo la comunicación de mis datos a las empresas del Grupo para la remisión de información acerca de las actividades, servicios y soluciones empresariales. Estoy de acuerdo con la política de privacidad


Please don't insert text in the box below!

Su suscripción se ha realizado correctamente.